LO ESPERAMOS LO QUE SEA NECESARIO

Todavía ni llega el lanzamiento pero seguimos atentos esperándolo.

El jefe de diseño de Mazda, Ikuo Maeda y su equipo tienen ya al menos 4 años creando un automóvil deportivo de alta gama basado en el RX-Vision Concept, en las redes se debate el nombre de RX-9 o RX-10, pero por primera vez vemos este auto como una posibilidad real.

Lo podríamos ver a finales del 2020 (si el Covid nos lo permite) y es probable que lleve algo de la tecnología que se incluirá en el nuevo híbrido de amplio alcance de Mazda.

El RX-9 será el auto deportivo insignia de Mazda y puede esperar que tenga un precio intermedio entre el Toyota Supra y el Porsche Cayman.

Se ha hablado de un nuevo RX-9, un sucesor de los autos deportivos RX-7 y RX-8 de Mazda, desde que las cubiertas se retiraron del concepto Mazda RX. Los renders que hallamos en Internet son tan reales que cuesta diferenciarlos de un prototipo.

Es un testimonio del diseño de ese automóvil que, cuatro años después, se ve más fresco que algunos automóviles nuevos. Hay algunas similitudes estilísticas obvias con el nuevo Mazda 3, incluida su parrilla torcida y sus faros perforadores, y los dos autos comparten las líneas fluidas de la filosofía de diseño Kodo de Mazda.

La postura equilibrada del automóvil podría ser gracias a que viene con un nuevo motor rotativo compacto que se asienta en el interior del automóvil. Eso parece ser confirmado por una patente de diseño presentada recientemente por Mazda que muestra la parte delantera de un automóvil que tiene una suspensión de doble horquilla que consume mucho espacio (del tipo que generalmente se otorga a los autos deportivos) y un pequeño compartimento del motor que sería el hogar ideal Un motor rotativo pequeño pero potente. En lo que termine este período de cuarentena les aseguramos que les daremos más info de este caballo de guerra samurai que tiene años robándonos los sueños.