Colombia sigue en carrera

El MS2 Racing, único equipo colombiano de la categoría autos que participa en la edición 2019 del Dakar se acerca cada vez más a la meta final de la prueba tras concluir exitosamente la séptima etapa del “rally más duro del mundo” (San Juan de Marcona/San Juan de Marcona, con 64 km de enlace y 323 de especial).





Los colombianos Mauricio Salazar Velásquez (piloto) y Mauricio Salazar Sierra (co piloto) a bordo de la camioneta Amarok marcada con el número 365 arribaron en el puesto 38 y se mantienen en la casilla 39 de la general de los Autos, convirtiéndose en los cafeteros mejor posicionados en la historia de la participación de nacionales en el evento.


Este lunes los más veloces se sintieron cómodos en los tramos rápidos de fuera pista de los 100 primeros kilómetros; pero se exasperaron en las zonas de fesh fesh y las pistas quebradizas que atravesaban una meseta en altitud a mitad de carrera. A continuación, los expertos de las dunas debieron tener la última palabra durante casi 50 kilómetros en los macizos de Duna Grande y Duna Argentina, si bien debieron saber adaptarse a los sectores más rápidos del final de la etapa. Todo ello sin caer en las trampas de la navegación, que fueron cruciales conforme se acercaban a San Juan.