¿Cómo con tan poco se logró tanto?

La compañía, que hace autos eléctricos de lujo y es propiedad del millonario innovador Elon Musk, se colocó por primera vez como la automotriz con mayor valor de mercado en Estados Unidos, superando a las gigantes históricas del rubro como General Motors (GM) y Ford.


De hecho, es la primera vez en la era moderna del automóvil que la fábrica de vehículos más valuada en Wall Street no proviene de la históricamente industrial ciudad de Detroit, sino de la vanguardista y tecnológica Silicon Valley, en California.


Su valor de mercado llegó a los US$50.887 millones, superando a GM por cerca de US$1 millón.


Tesla vendió menos de 250.000 autos en en los últimos 4 años frente a los millones que vendieron Ford y GM.


Pese a sus millones de ventas, desde 2013, el valor de las acciones de GM se redujo ya en un 20%.


La histórica gigante del automotor también sufre porque sus modelos dependen cada vez más de la adquisición de tecnología desarrollada por otras compañías y porque debe reducir el consumo de energía en sus vehículos.


Expertos en mercado y finanzas consideran que el inédito fenómeno de Tesla se debe a que los inversionistas apuestan a que Musk revolucionará las industrias del automóvil y la energía en no mucho tiempo y sumado a esto el carisma que rodea al fundador y director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, le permite atraer personal talentoso así como inversionistas.


"Tesla tiene más en esas cuatro paredes de lo que sabemos"