A que te acuerdas de…

Además de los personajes de carne y hueso que han marcado la historia de la televisión, existen vehículos que conquistaron la pantalla chica por llegar a ser un actor más en sus programas. Algunos de ellos rudos y otros sólo prácticos, pero todos con una personalidad especial, conoce los mejores carros que se inmortalizaron en esas series de televisión que todos vimos.


Troncomóvil

Los Picapiedra, la serie de dibujos animados de 1950, también tenían su vehículo, aunque estuvieran en la prehistoria. Su Troncomóvil se movía con el impulso de los propios pies de Pedro Picapiedra, que ponía todas sus fuerzas para hacer girar las pesadas ruedas de piedra. En definitiva, no era el más aerodinámico.


Mach 5

La animación japonesa de carreras de los años sesenta, Speed Racer, no hubiera sido lo mismo sin Mach 5, el auto blanco del joven piloto llamado Meteoro. Construido por el padre del chico, este veloz corredor presumía de herramientas capaces de vencer a sus competidores enemigos y podía usarse bajo el agua.


Black Beauty

Perteneciente al Avispón Verde de la serie de 1966, este Chrysler Imperial era el tercero en ayudar al personaje principal, después de su fiel asistente Kato. Los tres juntos velaban por la tranquilidad de la gente y se enfrentaban con el crimen hasta acabarlo, gracias a su astucia y a la avanzada tecnología que presumía el auto negro.


La Máquina del Misterio

Un personaje más del programa estadounidense de caricaturas para niños (y no tan niños): Scooby Doo. Con toda clase de trucos en su interior, esta colorida furgoneta ha ayudado a la pandilla conformada desde 1969 por Scooby-Doo, Shaggy, Fred, Daphne y Vilma a resolver misterios y desenmascarar villanos por todo el mundo.


Ford Gran Torino

Los policías californianos más famosos de los setenta, Starky & Hutch, se apoyaban de este distintivo auto para dar con todos los malhechores de la ciudad. Este Gran Torino brillaba por su pintura roja y sus largas franjas blancas a sus costados.


General Lee

Un carro también puede causar muchos problemas, y este es el caso del General Lee, presente en Los Dukes de Hazzard de 1979. Este carro color naranja se metía en los mismos problemas que los hermanos Duke mientras les servía para huir de los oficiales de policía a como diera lugar.


El Auto Fantástico

Mejor conocido como KITT (Knight Industries Two Thousand), conducido por un David Hasselhoff de los ochenta, representaba toda la elegancia con su color negro y su carrocería angular. Este carro inteligente ayudaba a su protagonista a defender a los desamparados y de paso a hacerlo ver más guapo.


GMC Vandura

Los cuatro exmilitares de Vietnam que protagonizaban la serie ochentera, Los Magníficos, huían del delito que los acusaban y defendían a hombres en problemas arriba de esta van negra con delgadas líneas rojas. Esta van se convirtió en emblema del programa debido a que mostraba la misma actitud guerrera que los protagonistas.


¿Cuál agregarías a nuestra lista?